Santiago 4:11 – 5:12 – David F. Burt

Os compartimos el sexto estudio de Santiago que dio David Burt en el Campamento de este año (2014) en la Granja.

El que habla mal del hermano, o juzga a su hermano, habla mal de la Ley y juzga a la Ley; y si juzgas a la Ley, ya no eres hacedor de la Ley, sino juez.

12 Uno solo es el Legislador y Juez, el que puede salvar y perder; pero tú, ¿quién eres, que juzgas al prójimo?

El hombre, una neblina

13 Venga ahora, los que decís: Hoy o mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y comerciaremos, y ganaremos;

14 cuando° no sabéis lo de mañana. ¿Qué cosa es vuestra vida? Porque sois neblina que por un poco de tiempo aparece y luego se desvanece.

15 En lugar de lo cual deberíais° decir: Si el Señor quiere,° viviremos, y haremos esto o aquello.

16 Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias; toda jactancia semejante es mala.

17 El que sabe, pues, hacer lo que es bueno, y no lo hace, le es pecado.

Contra ricos injustos

5 ¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que están por venir sobre vosotros.

2 Vuestra riqueza se ha podrido, vuestras ropas están comidas de polilla,

3 vuestro oro y vuestra plata se ha enmohecido, y su moho testificará contra vosotros, y consumirá vuestras carnes como fuego ¡Habéis atesorado° para los días del fin!

4 ¡He aquí clama el jornal retenido por vosotros de los obreros que segaron vuestras tierras, y el clamor de los segadores ha llegado a oídos del Señor de los ejércitos!

5 Habéis vivido en deleites en la tierra y habéis sido° disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día del degüello;°

6 habéis condenado y dado muerte al justo sin que os hiciera resistencia.

Misericordia y compasión de Dios

7 Vosotros pues, oh hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, siendo paciente con él hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía.

8 También vosotros sed pacientes y afianzad vuestros corazones, porque la venida del Señor está cerca.

9 Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis juzgados.°Mirad, el Juez está a las puertas.

10 Hermanos, tomad como modelo del sufrimiento y de la longanimidad a los profetas que hablaron en el nombre del Señor.

11 He aquí llamamos bienaventurados a los que se mantuvieron firmes.° Oísteis de la paciencia de Job, y visteis el propósito que tenía el Señor, porque el Señor°es muy compasivo y misericordioso.

Acerca del juramento

12 Pero ante todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo ni por la tierra, ni con ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí y vuestro no sea no, para que no caigáis bajo acusación.

Santiago 4:11 – 5:12 (Biblia Textual)

Anteriores de la serie: Serie Santiago

Fuente: Escuela de la Fe

Fotografía bajo Creative Commons de Thomas Hawk

Si te ha sido útil esta entrada, compártela

Publicaciones relacionadas

Rompe el hielo, sé el primero en comentar esta entrada

tres × dos =