Hebreos 12: 5-11 – David Burt

Segunda sesión del Estudio Biblico de Hebreos 12 dados en La Granja 2013.

5 y habéis olvidado la exhortación que como a hijos se os habla, diciendo:

Hijo mío, no tengas en poco la disciplina del Señor,

Ni desmayes° cuando seas reprendido por Él.

6 Porque el Señor al que ama disciplina,

Y azota a todo el que recibe por hijo.

7 Permaneced bajo la disciplina, pues Dios os está tratando como a hijos; porque, ¿qué hijo es aquel a quien su padre no disciplina?

8 Pero si quedáis sin disciplina, de la cual todos han llegado a ser partícipes, entonces sois bastardos y no hijos.

9 Además, nosotros hemos tenido a nuestros padres naturales, los cuales nos castigaban, y los reverenciábamos. ¿No nos hemos de someter con mucha más razón al Padre de los espíritus, y vivir?

10 Porque ellos en verdad nos castigaron por pocos días, según les parecía, pero Éste, con mira a lo que nos conviene, para que participemos de su santidad.

11 Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero más tarde da fruto apacible de justicia a los que por ella han sido ejercitados.

Si te ha sido útil esta entrada, compártela

Publicaciones relacionadas

Rompe el hielo, sé el primero en comentar esta entrada

Trece + 1 =